EL NÚMERO NATURAL

Desde la más remota antigüedad el hombre ha tenido la necesidad de poner un nombre y contar los objetos y seres que le rodean para poder transmitir ese conocimiento al resto de integrantes del grupo, con el fin de localizar lugares, indicar el número de piezas de caza o localizar enemigos que componían un grupo rival.

Parece ser que los hombre primitivos  contaban las cosas ayudándose con los dedos de las manos,